Juguetes de madera

(6)

Los juguetes de madera son agradables y resistentes. Durarán muchos años y ayudarán a a los niños a desarrollar su imaginación

Los juguetes de madera tiene algo especial que los diferencian de cualquier otros. Su tacto suave y agradable, o quizá ese olor que recuerda a la naturaleza, el hecho de que son ecológicos o lo bonitos que resultan a la vista. Además de ser más resistentes y duraderos que los juguetes de plástico son excelentes para estimular la creatividad y la imaginación.

¿Qué tipos de juguetes de madera son más adecuados para los niños?

  • Existen muchas opciones de juguetes de madera para regalar a un niño. Una de las favoritas son los clásicos trenes de madera. Sus vagones de colores, las vías de madera, los accesorios para crear entornos de ciudades o bosques, los puentes... les ayudarán a personalizar las opciones de juego y a disfrutar montándolo y deslizándolo 
  • Las casitas de muñecas de madera junto con las cocinitas de madera son un clásico que cualquier niño querría tener. Las posibilidades de juego son muy variadas y garantizan muchas horas de diversión. Los niños aprenderán, además, a identificar objetos, aprender roles, jugar con otros niños, ser más autónomos, resolver problemas y fomentar la creatividad
  • Los coches de madera despiertan un sentimiento de nostalgia que encantará tanto a los niños como a los mayores. Las formas redondeadas, el tacto suave y su diseño vintage hace que sean tanto agradables a la hora de jugar como muy estéticos si se utilizan como elemento decorativo
  • ¿A qué niño no le encantaría tener un bonito caballo de madera? Han sido el clásico balancín de los niños durante generaciones, y sigue siendo uno de los regalos que a los pequeños les encanta recibir. Actualmente los caballitos de madera se han ido reinventándonos y ofrecen diseños más coloridos y realistas. Además les ayudarán a desarrollar el equilibrio y las habilidades motrices
  • Los bloques de madera son uno de los juguetes más populares entre los niños pequeños. Al tener formas redondeadas y suaves, son seguros a la vez que agradables para los niños. Son sensoriales y a través de ellos aprenderán formas, tamaños y colores a la vez que les ayudan a resolver problemas de equilibrio o a conocer los efectos de la gravedad, hacer asociaciones y muchas cosas más

Los juguetes de madera son un clásico atemporal, un juguete que puede durar muchos años, y que sin duda reportará muchas ventajas a los pequeños.